Crisis del cobre: la historia de los “traders” que castigaron a los que apostaban en contra del metal rojo

4

Tantos eran los que vendían en descubierto en el mercado del cobre que uno o dos operadores los hicieron pagar por ello.

Una empresa está acaparando casi la mitad del cobre disponible en los almacenes monitoreados por la Bolsa de Metales de Londres. Con toda esa cantidad de metal bajo control, puede ayudar a impulsar tarifas asociadas con la promoción de una posición corta, dificultándoles a los especuladores mantener sus apuestas bajistas. Esta semana, el costo subió hasta el máximo de los últimos tres años.

El episodio, que tomó por sorpresa a los operadores esta semana, es un ejemplo de los peligros que conlleva operar en la Bolsa de Metales de Londres (LME, según sus siglas en inglés), donde los contratos se liquidan físicamente y los especuladores pueden terminar pagando un alto precio si sus apuestas carecen de una posición compensadora. Los administradores de dinero han mantenido una posición neta corta en la LME, con una caída de los precios de 23 por ciento durante el año pasado y sin señales de recuperación en lo que respecta a la demanda china.

“Probablemente, un operador importante esté tratando de asfixiar el mercado”, dijo Gianclaudio Torlizzi, director gerente de T-Commodity SRL , una consultora con sede en Milán. “Es una indicación de que la oferta en el cobre se está ajustando”.

Ayer fue el tercer miércoles del mes, cuando muchos operadores realizan la liquidación de sus compromisos.

Para renovar una posición corta, los operadores tienen que volver a comprar el metal a la vez que lo venden a futuro. El margen tom-next, medida de cuánto cuesta el proceso de un día para el otro, llegó a subir a US$30 por tonelada el martes, tocando el punto más alto desde mayo de 2012. El margen cambió a descuento el miércoles.

Uno de los problemas para la tendencia bajista es que la cantidad de metal disponible en los almacenes se ha reducido más de un 40 por ciento desde agosto. Una empresa no identificada está controlando gran parte del metal. Los operadores retiraron el metal de los depósitos de la LME después de que la brecha entre los precios de Londres y Shanghái precios alentara los embarques a China.

Dos empresas con 40 a 49 por ciento de los inventarios de cobre vendieron en descubierto, de acuerdo con información cambiaria del 19 de enero que muestra las tenencias como proporción de las existencias disponibles. La LME brinda información sobre el volumen aproximado de las posiciones de importancia, pero no revela quién está detrás de ellas.

El cobre con entrega en tres meses ha caído un 7,3 por ciento este mes a US$4.360 la tonelada en la LME. Tocó el punto más bajo desde 2009 la semana pasada.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s