Proveedor confiesa coimas en el Milicogate y dinamita el Alto Mando: “Tuve que darle un porcentaje a generales”

4

El armero Waldo Pinto Gaete habló sin cortafuegos desde Arica. Confesó que los militares le pidieron por años coimas por los pagos que él recibía por reparar cocinas de campaña, buses y tanques. El microempresario, quien fue miembro del Ejército por 35 años, acusó a oficiales de distinta graduación de participar en las millonarias defraudaciones cometidas con fondos provenientes de la Ley Reservada del Cobre.

Waldo Pinto terminó agobiado por los sobornos que le pedían generales y coroneles. Desde tener que comprarles útiles de escritorio hasta pagarles sus vacaciones. Su vida, marcada por el Alzheimer de su mujer, cambió definitivamente cuando una década atrás fue aceptado como proveedor del Ejército y comenzó a ser parte de una maraña de pagos con los millonarios fondos provenientes de la Ley Reservada del Cobre.

“Siempre era un porcentaje de las facturas”, narró Pinto el 27 de octubre a la fiscal militar Paola Jofré, cuando esta le preguntó cómo eran los tratos con la decena de militares investigados por los desfalcos, entre ellos los generales Héctor Ureta y Juan Carlos Guerra, ambos pasados a retiro hace apenas un par de semanas.

Pinto, hastiado de los abusos, no guardó secretos. “En mí no ha habido dolo”, aseguró a la fiscal Jofré, quien lo interrogó en la fronteriza ciudad de Arica, donde este microempresario vive y trabaja, luego de 35 años recorriendo el desierto como armero formado en el Ejército.
Todo comenzó el año 2004 bajo el gobierno de Ricardo Lagos, cuando Pinto Gaete ingresó al registro de proveedores del Ejército para prestar servicios de desabolladuría, pintura y reparación de tanques. En cada trabajo, Pinto laboraba “con un equipo de cuatro a cinco personas, dependiendo de la reparación” que se realizara.

Pinto parece tener una memoria privilegiada. Recuerda con detalle cada uno de sus pasos como proveedor del Ejército, desde su ingreso hasta sus años finales. “Mi coronel Ureta (hoy general) me pidió que le facturara cocinas de campaña para transformarlas a gas licuado, trabajo que yo realicé, pero del mismo valor de la factura tuve que darle un porcentaje, que creo que era del 50 por ciento”, recordó Pinto sobre ese primer contacto, su supuesto bautizo en la cadena de sobornos.

Fue en esos meses también cuando comenzó a recibir peticiones del entonces mayor Juan Carlos Guerra, quien renunció al Ejército este mes, paradójicamente luego de ser elevado a la categoría de general de la República, la cúspide de su carrera castrense. “A él le tuve que comprar útiles de escritorio”, confesó el armero.

El general Guerra, quien trabajó por años con el general Augusto Pinochet en la Comandancia en Jefe del Ejército, admitió que conoció a Waldo Pinto durante esos años, pero negó los sobornos. Guerra aseguró que los depósitos que este le hizo durante años correspondían al reembolso de créditos personales. “El dinero que le presté fue pagado completamente por él en mi cuenta corriente del Banco Scotiabank”, aseguró a la fiscal.

VACACIONES PAGADAS

Pinto estuvo 35 años en el Ejército y tiene recuerdos amargos de su trabajo como proveedor en el Regimiento Logístico “Pisagua”. Tanto así que explicó a la fiscal militar que cada vez que cambiaban los mandos, él debía llegar a nuevos acuerdos. “Tuve que dar plata para los aniversarios de las unidades de material de guerra y reparar una dependencia que se ocupaba para plan de imagen, en forma gratuita”, enumeró.

“Luego restauré siete camiones unimog que estaban botados y (…) el capitán Passalacqua, que se encontraba en operaciones técnicas, me exigió dejarle un camión sin facturar, lo que en plata de ese tiempo eran de siete a nueve millones de pesos. Yo le entregué el vehículo sin facturar y ellos recuperaron la plata, pero nada me dieron a cambio”, detalló.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s