Hasta Escalona sale a pegarle a Walker: “Basta con que cada cual se sienta el rey de su metro cuadrado, eso es lo que está matando la democracia”

4

La “rebelión de la DC” es una discusión política, consignó Camilo Escalona, luego de que el senador falangista Ignacio Walker se abstuviera en la votación de la partida de gratuidad de la Glosa Presupuestaria. Y es que el senador Walker no abandonó su poder ni su capacidad de divergencia cuando dejó de ser presidente de la Democracia Cristiana, al contrario, a pesar de ya no ser el mandamás de la falange ha continuado con una de sus principales labores: ser la punta de lanza para mantener el control de las reformas.

Es así como durante todo este año el senador DC ha sido el principal “agente interno” de la Nueva Mayoría que ha desordenado el rompecabezas del Gobierno en pos de las reformas. Ya a principios de 2014 se percibía el surgimiento de una “oposición política interna”, principalmente con el espíritu de algunas de las reformas claves del programa presidencial con el que triunfó Michelle Bachelet.

Sus primeras críticas comenzaron desde la inclusión del PC en la Nueva Mayoría, la tensión constante entre una postura y otra respecto a las reformas llevaron a decir al senador que la Nueva Mayoría vivía una “hegemonía de la izquierda” y un ninguneo a la Democracia Cristiana, lo que fue criticado por diversos actores al interior de oficialismo.

Otro punto que parecía iba a ser complicado en la relación Walker y Nueva Mayoría era el de Educación, más aún porque preside la comisión del sector en el Senado. “Que cada cual saque sus conclusiones y asuma sus responsabilidades”, señalaba el 2014 el senador, en relación con el diseño del sector de educación y, a pesar de que eran diversas las voces desde el interior de la DC que no tenían un total acuerdo con la Reforma Educacional planteada por el Mineduc, siempre fue Walker el que levantó la voz y señaló abiertamente las diferencias con los proyectos ingresados por el Ejecutivo, como por ejemplo cuando afirmó que la falange estaba “afuera de la foto en educación”.

Línea que mantuvo durante la tramitación de Carrera Docente, Reforma Escolar y ahora con la partida presupuestaria que definirá la Gratuidad para el 2016. Es bajo esta línea que a muchos no les llamó la atención su abstención en la votación de la partida de Educación. Su principal crítica: dejar fuera a universidades privadas que no son parte del Cruch.

Uno de sus caballitos de batalla durante toda la tramitación de la ley, antes de que se ingresara la glosa, establecía que la prioridad era que los estudiantes pudieran acceder a la gratuidad, más que los requisitos a las instituciones. “La gratuidad dejará a un lado a 400 mil alumnos más vulnerables que hoy no estudian en el CRUCH”, planteó en agosto de este año, tónica que se mantuvo hasta la votación de hoy.

“Me voy a abstener primero porque discrimina arbitrariamente entre alumnos igualmente vulnerables; segundo, porque es contrario al espíritu y al programa de la Nueva Mayoría y de la Presidenta Bachelet; tercero, porque no se puede pretender legislar a través de una glosa presupuestaria aquello que debe ser objeto de una ley general; y cuarto, porque no se puede pretender un cambio de paradigma a través de una glosa presupuestaria”, consignó hoy al emitir su voto.

Declaraciones que no fueron respaldadas por el actual presidente de la DC, Jorge Pizarro. “Es la opinión de él”, aseguró. “Como lo he manifestado, todos los diputados y senadores han votado a favor de la reforma, menos él, que ha manifestado su opinión contraria”, dijo a CNN.

Postura que ha sido criticada por distintos parlamentarios de la Nueva Mayoría. Walker “pareciera ser el nuevo Marco Enríquez-­Ominami… por la derecha”, señaló el diputado PS Marcelo Schilling a La Segunda. Por su parte el presidente de la Izquierda Ciudadana, Sergio Aguiló, aseguró que el parlamentario “no marca más de un punto y medio en las encuestas, porque la ciudadanía sanciona la deslealtad”.

Asimismo, el vicepresidente del Partido Socialista, Camilo Escalona, consignó en Vía X que “basta con que cada cual se sienta el rey de su metro cuadrado. Yo creo que eso es lo que está matando la democracia en nuestro país (…). Lo que yo no comparto es la acción individual, no comparto que el senador Walker a título individual diga “yo no voto a favor, porque yo resuelvo por mí y hago lo que quiero. En el fondo es el mensaje que nos está enviando”.

Finalmente, Escalona fue más allá y aseguró que la “rebelión de la DC” es una discusión política y que un partido puede mantener una posición distinta a la del Gobierno. Para él, “la Nueva Mayoría tiene una posición, le costó encontrar una alternativa (…) al final llegaron a una conclusión, para resolver un tema que él mismo había planteado y dice: no, no me gusta, no voto igual. Yo creo que eso a la política nacional la tiene en el piso”, sentenció.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s